Casas-Palacio de Sevilla: tesoros ocultos de la ciudad

Casas-Palacio de Sevilla: tesoros ocultos de la ciudad

Casas-Palacio de Sevilla: tesoros ocultos de la ciudad
Alojarse en un hotel céntrico en Sevilla es un gran acierto a la hora de conocer y disfrutar a fondo la capital andaluza. Y es que es la manera de poder llevar a cabo el descubrimiento, no sólo de su vida diaria o de sus alternativas de ocio, sino también del conjunto de monumentos que posee. En este caso, se tiene al alcance de la mano visitar la Catedral, la Torre del Oro, la Giralda o los Reales Alcázares.

Pero no sólo eso. Elegir una de las muchas ofertas de hotel en el centro de Sevilla supone además poder llevar a cabo, de manera cómoda, una ruta por sus conocidas Casas-Palacio. Se trata de una interesante iniciativa que enamora a todo aquel turista que la realiza. Y es que las edificaciones que se descubren son realmente mágicas:

- Casa de Salinas. En la calle Mateos Gago número 39 se sitúa esta, que data del siglo XVI. Si por algo es conocida es porque combina a la perfección varios estilos arquitectónicos: renacentista, gótico y mudéjar.
- Casa-Palacio de los Pinelo. En la calle Abades número 13 es hasta donde hay que trasladarse para conocer a fondo esta magnífica edificación.
Su origen está unido a la puesta en marcha de la Academia de Pintura creada por Bartolomé Esteban Murillo.
- Casa de Pilatos. Uno de los mejores ejemplos de Casas-Palacio de Sevilla, así como un referente en Andalucía, es este edificio. Se encuentra ubicado en la plaza del mismo nombre y fue construido en el siglo XV. Destaca por unir el estilo renacentista italiano y el mudéjar.
- Casa Palacio de la Condesa de Lebrija. Alojarse en un hotel céntrico en Sevilla supone tener al lado esta edificación, situada en la mítica calle Cuna. Es del siglo XVI y tiene gran fama internacional por la espectacular colección de mosaicos romanos que alberga en su interior.
|